martes, 19 de enero de 2016

¿Reflexionando?




¡Hola a todos!
Hoy he terminado uno de esos libros de los que no te esperas nada y acaban sorprendiendote mucho. Este libro me ha hecho reflexionar mucho, demasiado. Me he sentido tan identificada en algunos momentos que hasta me he emocionado. Y cómo necesito compartirlo de alguna manera aquí les traigo una entrada un poquito de eso.
Digamos que la protagonista tenía una manera muy curiosa de referirse a sus diferentes grupos sociales. Decía que para ella era como hablar un idioma diferente con cada grupo, uno con sus amigos del instituto, uno con sus amigos de la universidad (la tia era superdotada), otro con su familia, etc. Dependiendo de con quien estaba pues hablaba de diferente manera, cambiaba su manera de comportarse o tratarse entre ell@s, etc. Para que lo entiendan mejor les dejo un texto del libro.

"Puedo hablar los idiomas de un montón de grupos y aprender otros con cierta facilidad, pero no importa la fluidez con que los hable, porque cuando no estoy comunicándome en Josie, estoy simplemente actuando. Todos lo hacemos cuando nos relacionamos fuera de nuestras culturas de origen. Es inevitable, ya que es imposible ser totalmente tu mismo en un idioma extranjero.
En el idioma de otra persona, te conviertes en un visitante, un huésped, en ocasiones un huésped muy bien acogido y recibido con gritos y abrazos, pero aún así un huésped. Porque en cuento dejas de hablar el idioma nativo de un grupo, dejas de formar parte de ese grupo. y entonces, te quedas solo, sin importar con quien estés."

Así lo explicaba Jossie (la protagonista), y no hay mejor manera de hacerlo.
Vivimos rodeadas de personas, cada cual habla un idioma distinto, y nosotros nos adaptamos a ese idioma.
Depende de con que persona estemos utilizamos un idioma u otro. Y al utilizar otro idioma que no es el nuestro no somos nosotros mismos, no nos sentimos cómodos ni comprendidos, sino presionados.
Por eso con muy pocas personas nos sentimos a gusto, porque con muy pocas utilizamos nuestro propio idioma, con el cual si que nos sentimos bien.
Sinceramente me recordó en parte a mí. Me hizo pensar en todas las personas con las que me relaciono y en las pocas con las que realmente me siento cómoda.
También me gustaria destacar una frase del libro que decia así:
"Las relaciones son complicadas. Tenéis que hablar el mismo idioma. O aprender cada uno el del otro, pero eso no siempre funciona."

 Me gustaria añadir una cosa a esta frase. Creo que tiene razón, pero también considero que hay otras posibilidades en una relación, de cualquier tipo.
Esas dos personas pueden encontrar un idioma en el cual los dos se sientan cómodos, se puedan entender y sobre todo que puedan ser ellos mismos.
Esas relaciones son complicadas de encontrar. Pero es posible.
Sinceramente me ha parecido muy curioso como trataba el tema la protagonista y me he sentido en ocasiones muy identificada.
También me gustaría añadir una frase que una vez encontré por internet y decía algo así como: "Con cuantas personas estamos y con que pocos somos"
También creo que se podría aplicar a esta reflexión.
Simplemente subo esto como una manera de liberarme. Espero que les haya hecho reflexionar, al menos un poco.
 Si les interesa el libro del cual hablo se llama "Amor, y otras palabras extrañas" de Erin Mccahan. Altamente recomendado.
Y esto es todo.
Hasta pronto, o no tan pronto, porque las palabras son olvidadas.


sábado, 9 de enero de 2016

Viernes literarios: Frases de libros #2




¡¡¡Hola a todos!!! Estoy aquí otra vez. Sorprendente ¡3 entradas seguidas!

Por aquí todo bien. Los reyes fueron muy buenos, la verdad. Tampoco es que este año pidiera mucho, pero me hizo mucha ilusión encontrarme con todas esas cosas cuando abrí mis regalitos.Además me regalaron un libro de poemas que llevaba muchísimo tiempo queriendo. Ya lo he empezado a leer, aunque poco a poco, y me encanta. Es amor. ¿Y ustedes? ¿Qué tal se portaron los reyes?
Además aquí en Canarias ya hemos empezado las clases, cosa que esta bien en parte, ya que tenía muchas ganas de ver a mis amigas, que no las habia visto desde antes de navidades. Pero la verdad es que da un poco de pereza volver a empezar a la rutina. Pero no hay más remedio. A pesar de todo, sorprendentemente, me lo pase muy bien en clase, como fuimos pocos, pues no se estuve mejor, me reí mucho y eso. Así que no estoy desanimada ni mucho menos.

Se que no es viernes pero ustedes me perdonan ¿verdad? xd

Y bueno, vamos a empezar con la verdadera entrada. Hace unos meses hice una entrada de Frases de libros, y me gusto mucho la idea ya que yo soy una obsesionada de las frases, así que aquí les traigo la segunda parte. Voy a intentar incluir también frases que no sean de los libros, frases que haya encontrado por internet, etc.
Empezamos.

Las personas somos mucho más que la aparencia que damos.




PARA SIEMPRE está compuesto por AHORAS. Ciudades de papel de John Green


Siempre hay que tener cuidado con los libros, y con lo que contienen, porque las palabras tienen el poder de cambiarnos.

Ángel mecánico de Cassandra Clare



Los sueños son ciertos mientras duran, y ¿acaso no vivimos en sueños? Lord Alfred


La vida te da lecciones y tu decides si aprender de ellas.


EL PRIMER PASO NO TE LLEVA A DONDE QUIERES IR, PERO SI TE SACA DE DONDE ESTAS.



Sometimes people are beautiful.
Not in looks.
Not en what they say.
Just in what they are. 

Las únicas limitaciones de mañana, son las dudas del hoy.  
El poder de seis.


Equivocate,
Equivocate otra vez,
Equivocate mejor, 
Porque nunca sabes cual de estas equivocaciones va a ser al final el mayor acierto de tu vida.

quote

No es grande aquel que nunca falla sino el que nunca se da por vencido.

Para ganarlo todo también hay que estar dispuesto a perderlo. 
La chica del león negro.



Que algo vaya a acabar no significa que no se puede disfrutar de ello por el tiempo que dure. 
Sueños de piedra.


Dos mundos diferentes pueden crear un tercero completamente nuevo.
 Sueños de piedra.

girl
Nunca podré cambiar lo que fui, pero esta en mis manos convertirme ahora en los que quiero ser. 
Sueños de piedra.

art
el arte nos enseña que aún quedan cosas bonitas, y que los humanos somos capaces de crearlas. 
Merce Fearless

friends

La felicidad no es un estado al que hay que llegar, sino una actitud con la que viajar. 
Pulsaciones.

fun

La vida no tendría ningún sentido si dejaramos de perseguir imposibles.
    
    
      


¡Y esto es todo! Espero que no se les haya hecho muy pesada. Intente hacerla cortita y con fotos bonitas. Dejenme en los comentarios si les gustan este tipo de entradas para yo saberlo.
Y nos vemos pronto, o no tan pronto, porque las palabras son olvidadas.



martes, 5 de enero de 2016

Querida Irene del futuro.



Querida Irene del futuro:

Hoy es 1 de enero, 
un año nuevo, 
un nuevo comienzo, 
y aquí estoy, 
escribiendote,
teniendo la esperanza que algún día leerás esto.
No sé porque siento que estoy hablando con una persona diferente, 
supongo que tengo la certeza de que dentro de un año habrás cambaido 
hasta el punto que yo solo seré la sombra de la irene que una vez fuiste.
Por aquí toda va muy bien, 
sigo con mis amigos y amigas
(los cuales espero que sigas teniendo, y sino es así espero que sea por una buena razón) 
con mi familia a la cual, a pesar de nuestros enfados, no puedo querer más
(no te pases mucho con ellos, que nos conocemos)
jugando al voleibol, 
leyendo todo lo que encuentro 
y escuchando música como si de mi oxígeno se tratase. 
Espero que al menos todo esto no haya cambiado.

Sé que no se puede evitar cambiar, evolucionar, y también sé que lo más seguro es que mucho de nuestros sueños que tanto queríamos cumplir, se han desvanecido o se han transformados en otros.
Pero tengo la confianza de que no te hayas olvidado de lo que un día nos prometimos,
de todos esos sueños en los cuales te pasabas horas pensando,
espero que sigas teniendo en tu memoria todos esos buenos momentos y malos que te han hecho ser como eres y estar donde estas.
Recuerda todo lo que hemos vivido juntas, 
lo que estoy viviendo ahora y lo que tu ya habrás vivido. 
Porque todo eso te hará recordar porque vale la pena seguir luchando.
Que no hayan cambiado esas terribles ganas de experimentar,
y esas ganas de vivir, que demostrabas en cada palabra y en cada gesto.
Pero sobre todo espero que si has cambiado lo hayas hecho a mejor y no a peor,
que no te hayas convertido en otra persona igual entre todas las que hay en esta sociedad, 
que sigas pensando con cabeza, 
que respetes a los demás, sea quién sea 
y que sigas pensando que se puede cambiar el mundo, aunque sea a poquito a poco.

Pero sobre todo quiero que seas feliz,
que actualmente, y a pesar de todo, seas feliz. 
Con eso me basta.

Tengo miedo, no te lo voy a negar, tengo miedo del futuro. 
Tengo miedo de al llegar a un punto no saber que hacer, 
tengo miedo de mis decisiones, 
de si son las correctas o no, 
de si realmente he hecho todo lo posible para hacer lo que quiero. 
Y de si no es así tener las ganas y el valor de seguir haciendolo. 

Y sé que este año has tenido que tomar muchas decisiones, 
y si que la duda te ha comido la cabeza durante horas, 
pero también sé que has tomado las decisiones correctas. 
Y no lo se porque por alguna razón tenga esperanza, 
sino porque esas decisiones que te han hecho llegar hasta donde estas han sido tomadas en un momento en el cual tu creías que eran correctas, 
y yo confío en ti, 
porque en el fondo esas decisiones las hemos tomado juntas, 
las tomas con tu yo del pasado, del presente y sobre todo del presente.

Quiero que sigas luchando, 
que no te rindas, 
que creas en ti y en tus habilidades, 
que mires a tu alrededor y veas todas las oportunidades que hay para ti, 
que te esfuerces, 
que te caigas y te vuelvas a levantar, 
que nunca bajes la cabeza de las nubes 
y que hagas todo lo posible para ser feliz.

Porque sé que en la vida hay momentos malos y buenos, 
pero también sé que no todo el blanco y negro, 
que por eso existen los colores. 
Que siempre recuerdes los momentos buenos, 
que te hacen recordar porque vale la pena vivir y esforzarse, 
y que los momentos malos solo te sirvan para progresar y para no estancarte en tu tristeza.
No se como te irá nos irá este año, 
no sé como acabaremos este año. 
Pero espero que vaya todo bien.

Solo me queda decirte que las palabras se las lleva el viento o son olvidadas,
pero espero que estas, como tantas otras, se queden grabadas en tu mente. 
Porque son las palabras, nuestras palabras, las que nos impulsan a seguir.
Y porque las palabras tienen el poder de cambiarnos.
Aquí te dejo un poquito mucho de mí,

Te quiere,

Irene

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Hola a todooooos! Se estarán preguntando que narices es esto ¿no?

Es algo que tenía en mente desde hace algún tiempo. Creo que como es obvio es una carta a mi "yo del futuro"....Encontré esta idea en alguno de esos miles de videos que veo y no me pude quitar esa idea de la cabeza.
Así que días después me dispuse a escribirla. Tres hojas me salieron... Se ve que tengo mucho que contar :`) 
Obviamente esta no es la carta original, ya que no me gustaría aburrirles con mis problemas y tonterías. He intentado, en los dos casos, que la carta sea lo más motivadora y positiva posible, no es plan de deprimir a mi "yo del futuro".
La verdad es que tengo curiosidad que pensaré cuando lea esta carta un año después... IRENE COMENTANOS Y DINOS QUE SE TE PASA POR LA CABEZA :)
Si se animan a hacerlo por favoooor diganmelo ya que me haría mucha ilusión ver todas las cartitas <3 span="">
Y esto es todo,
Hasta muy pronto, o no tan pronto, porque las palabras son olvidadas.



 

sábado, 2 de enero de 2016

Año nuevo, vuelta a empezar.

 Foto mía :3

Un año más. Se dice pronto ¿no? Hace un año estabamos felicitandonos por el nuevo año de oportunidades que teníamos por delante, y prometiendonos cosas que en el fondo sabíamos que no cumpliríamos.
Y ahora estamos, otro año más aquí. En el mismo punto de salida que todos los 1 de enero. Creyendo que es un nuevo comienzo, creyendo que va a cambiar por ser así. Tenemos 365 páginas en blanco delante de nuestras narices para escribir lo que nosotros queramos, para empezar un nuevo libro que se añadirá a la colección de nuestra vida.

Nos hacemos promesas, demasiadas promesas, y muy pocas se cumplen. Pero siempre nos quedará el proximo año para volver a empezar. ¿No?
Yo este año, como básicamente todos, estoy aquí, pensando que este va a ser mi año. Pensando que al fin haré todas cosas que estan en una lista de deseos desde hace años. Quién sabe. Puede que sea así.
Pero por lo pronto toca empezar. Los comienzos siempre son lo peor. Pero si no empiezas no conseguirás nada. O al menos eso dicen.

Y ahora estoy aquí. Sorprendente. Estoy escribiendo. No porque me sienta obligada, sino porque quiero. Quiero escribir, escribir y escribir. Nunca he dejado de querer. ¿Y que mejor manera hay de hacerlo si no es aquí? Quizás es hora de esforzarme, de esforzarme por esas cosas que quiero.
Y puede que use de excusa este comienzo de año para volver a empezar. Pero al menos quiero empezar. No prometo nada. Puede que dentro de unos meses lo dejé, o que incluso no suba nada más a partir de esta entrada. Me conozco y sé lo inconstante que soy. Pero es lo que quiero hacer. Quiero regalar palabras a doquier y lo quiero hacer aquí. ¿Valdrá la pena? Sí.

Me he hecho promesas, no me voy a engañar, promesas de esas que dije que es complicado cumplir. Pero es lo que quiero. Llevo años queriendolo. Y todavía no se ni por donde empezar. Pero este es un buen lugar para empezar.

Y sé que esta entrada es un desconcierto de palabras y estupideces, y que en el fondo sé que esto es para mí que para ustedes. Pero quiero darles las gracias. Porque llevan tanto tiempo a mi lado, apoyandome, y yo no se como son capaz de hacerlo.

Antes de acabar desearles un feliz año nuevo :) Que aunque mis palabras poco puedan hacer espero que tengan el 2016 que tanto desean vivir.

Y hasta pronto, o no tan pronto, porque las palabras son olvidadas.